La UEFA publica nuevas decisiones en el protocolo de la competición durante la pandemia

La UEFA publica nuevas decisiones en el protocolo de la competición durante la pandemia

Volver

El Comité Ejecutivo de la UEFA ha publicado recientemente modificaciones en el Protocolo de la Vuelta a la Competición de los equipos de fútbol, así como una serie de recomendaciones para la posibilidad de la presencia de público en los encuentros.

Así, entre las consideraciones que realiza el máximo organismo del fútbol continental  en el Protocolo de Vuelta a la competición, el Panel Asesor de Protocolo de la UEFA (UPAP) destaca que “las recomendaciones son estrictamente de carácter consultivo y, por lo tanto, es responsabilidad de cada equipo establecer un enlace con la persona de contacto de las autoridades locales pertinentes y competentes a fin de recibir una decisión definitiva sobre la recomendación proporcionada por la UPAP al equipo. Esto se refiere tanto a las autoridades del país de origen del equipo como, si procede, al país en el que esté previsto el siguiente partido”.

La UPAP insiste también en su misiva que para poder proceder a efectuar su evaluación “toda la documentación relacionada con las infecciones pasadas deberá ser proporcionada al menos una semana antes del próximo partido de la UEFA del equipo, siguiendo el procedimiento establecido en la sección 7.7 del Protocolo”.

Y añade: “la UPAP no puede hacer ninguna recomendación sobre cuándo un jugador puede volver a jugar tras un test COVID-19 positivo. Tales decisiones serán a discreción exclusiva del médico del equipo y/o del personal médico una vez completadas las medidas obligatorias impuestas por las autoridades competentes pertinentes".

La UEFA establece también una serie de consideraciones para la posibilidad de la vuelta del público a los estadios en el documento sobre “Requisitos Mínimos de Salud e Higiene de la UEFA para el Retorno de Espectadores”,

Aunque el Comité Ejecutivo apela en este texto que las opciones de presencia de aficionados en los estadios habrán de cumplir las medidas de seguridad sanitaria establecidas por la OMS y las autoridades sanitarias de cada país.