Comunicado de la Asociación Española de Médicos de Equipos de Fútbol

Volver

Tras la prolongación del estado alarma anunciado por el Gobierno en todo el país en el día de ayer y, la publicación de protocolos de actuación para la vuelta al trabajo de los futbolistas por parte de las distintas instituciones del fútbol, la Asociación Española de Médicos de Equipos de Fútbol, AEMEF, quiere notificar que se pronunciará sobre las condiciones para el retorno a la actividad, cuando las indicaciones de las autoridades sanitarias así lo avalen.

La Asociación Española de Médicos de Equipos de Fútbol considera que, el deporte profesional no puede ir al margen del resto de la sociedad y que se han de cumplir las observaciones que, al respecto, expongan el Ministerio de Sanidad y el resto de autoridades sanitarias, siempre con el único objetivo de preservar la salud, no solo de los deportistas, sino de todos los colectivos implicados en el entorno de los equipos. Por lo tanto, cualquier protocolo/borrador de vuelta a los entrenamientos y competición, deberá cumplir con dichas observaciones y normas que se dicten desde las instituciones implicadas en la salida coordinada del confinamiento, que llegará en las próximas semanas.

Al mismo tiempo, AEMEF hace extensible la necesidad de priorizar la protección de la salud de los futbolistas, cuerpo técnico, servicios médicos y demás profesionales participes en el desarrollo del trabajo en el seno de un equipo o entidad futbolística, no solo en los clubs del fútbol profesional, sino en todas las categorías, inferiores y amateurs, ya que todas ellas están representadas en el colectivo médico que representa AEMEF.

Es por ello que el postulado de AEMEF queda supeditado a la minimización de las restricciones vigentes en la actualidad por parte de las autoridades sanitarias pertinentes. Cuando estas así lo aconsejen, AEMEF se presta a colaborar en la presentación de las condiciones más óptimas para el retorno al buen desarrollo de la competición, priorizando las plenas garantías de salubridad, no solo de los futbolistas, sino de todos los colectivos implicados en ella.